Radios Tucuman

HOMESCHOOLING: ¿LA NUEVA ALTERNATIVA PARA LOS PADRES POST-PANDEMIA?

   El homeschooling ha ido ganando popularidad en los últimos años, especialmente en Estados Unidos, pero con la pandemia parecería ser que la nueva alternativa por la que estarían optando muchos padres para sus hijos en etapa escolar.   Pero, ¿qué es el homeschooling? Es una práctica que surgió en los Estados Unidos alrededor de los años 70 con sus precursores Iván Illich, Harold Bennet y John Holt que plantean una educación distinta de la que ofrecía el gobierno en su momento. Ellos buscaban romper con la tradición del sistema educativo utilizando prácticas más didácticas y lo más llamativo es que se realizaba desde el mismo hogar, proceso que se replicó en todo el mundo y nos acompaña hasta el día de hoy.   Lo que principalmente se plantea entre quienes apoyan esta modalidad es desprenderse del sistema educativo dispuesto por el gobierno de cada país al considerarlos “obsoletos” por no actualizarse en cuanto a los programas de estudio y métodos de enseñanza, como de igual manera se considera excesivo el número de alumnos por aula ya que los maestros no podrían prestar suficiente atención a cada estudiante. Además, debemos recordar que el origen del formato de las clases en la escuela surgió de la Revolución Industrial con el fin de que los alumnos apunten a competencias apuntadas a conseguir trabajo, ordenándolos con tiempos específicos para realizar las distintas tareas como si se estuviera en una fábrica.   Por todo esto es que un gran número de padres y madres en todo el mundo escogen el “homeschooling”, siendo ellos mismos quienes brindan las clases y se encargan de la formación de sus hijos. Consideran que pueden pasar más tiempo con sus niños, permitir un mayor desarrollo de la creatividad, optimizar el tiempo y lograr desarrollar capacidades extraordinarias como idiomas, deportes, entre otras, que no lo obtendrían por la forma tradicional. Podemos recalcar que las clases brindadas no son las típicas que uno recibiría en una escuela, sino que se aprende a través de actividades recreativas y educativas al mismo tiempo que ofrecen capacidades para que los estudiantes puedan insertarse en la sociedad y volverse independientes; entre ellas podemos encontrar clases de cocina, creación de una huerta, construcción de muebles, juegos de mesa y muchos más.   Entonces podemos encontrar muchísimas ventajas pero no podemos omitir las desventajas como el hecho de que si el padre no cuenta con mucho tiempo libre no es posible desarrollar esta práctica y además el no tener clases grupales ni los tradicionales eventos escolares, podría disminuir las habilidades de socialización del niño a menos que se lo inserte en actividades que le permitan compartir con otros niños de su edad como inscribirlo en algún deporte.   En Argentina ya son 5000 familias argentinas aproximadamente las que eligen la educación en casa, y ahora con la pandemia y el temor de contraer una posible enfermedad con el regreso a clases podría impulsar a muchos padres a sumarse a la metodología del “homeschooling”. 
Por María Emilia Fregenal.

Deja tu comentario