Radios Tucuman

MURIÓ LA ACTRIZ KELLY PRESTON, ESPOSA DE JOHN TRAVOLTA

Kelly Kamalelehua Palzis, conocida como Kelly Preston, tenía 57 años y estaba luchando contra el cáncer desde sus 55. Esposa del reconocido actor John Travolta hace 29 años, tenían tres hijos en común: Jett, Ella y Benjamín. La actriz participó de numerosas películas como "Jerry Maguire" y "Twins", su última participación en la pantalla grande fue junto a su marido en el filme "Gotti". No se conocía públicamente que Kelly estaba pasando por esta enfermedad, ya que ella quería mantener su diagnóstico en privado. "En la mañana del domingo, día 12 de julio de 2020, Kelly Preston, adorada esposa y madre, ha fallecido tras una batalla de dos años contra el cáncer de mama", expresa el comunicado de la familia. John, por su parte y a través de su cuenta de Instagram, anunció la partida de su gran amor. Junto a una foto de su esposa, escribió: “Con gran pesar les informo que mi preciosa mujer Kelly ha perdido su lucha de dos años frente al cáncer de pecho. Luchó con coraje y el amor y apoyo de muchos (…) El amor de Kelly y su vida siempre serán recordados”. También aclaró: "Me tomaré un tiempo para estar con mis hijos que han perdido a su madre , así que discúlpenme por adelantado si no saben de mí por un tiempo. Pero por favor sepan que siento su cariño para las semanas y meses que nos esperan mientras sanamos". Y concluyó el posteo: "El amor y la vida de Kelly se recordarán siempre''. En 2009 la pareja ya había afrontado la muerte de su primer hijo Jett, víctima de una rara enfermedad. En unas vacaciones familiares en Bahamas tuvo un accidente, víctima de un ataque epiléptico. Preston y Travolta sufrieron además un intento de extorsión por parte de dos políticos de las Bahamas por las circunstancias que rodearon a la muerte de su hijo. Su hija Ella Travolta, de 20 años, también le dedicó a su madre emocionantes palabras en su cuenta de Instagram: El que haya sido afortunado de conocerte o de haber estado en tu presencia estará de acuerdo en que tenías un resplandor, una luz que nunca dejaba de brillar y que hacía que quien estuviera junto a ti se sintiera feliz al instante. Gracias por estar ahí para mí sin importar lo que ocurriera. Gracias por tu amor. Gracias por tu ayuda y gracias por hacer de este mundo un lugar mejor. Has convertido la vida en algo precioso y sé que continuarás haciéndolo siempre. Te quiero mucho, mamá”.  

Deja tu comentario