Radios Tucuman

INCENDIOS EN PARANÁ: EL DESCONTENTO DE LA POBLACIÓN

Se realizó una encuesta sobre la quema en las islas y revelaron una clara posición por parte de la ciudadanía. Una encuesta de opinión en el Gran Rosario sobre los incendios en las islas reveló que un 60,9% le adjudica la responsabilidad a los empresarios ganaderos, mientras que un 26,3% la atribuye al gobierno de Entre Ríos en cuya jurisdicción se encuentran las islas. En relación a las consecuencias de las quemas, una amplia mayoría señaló como principal a la “pérdida de biodiversidad en flora y fauna en las Islas Victoria”, con un 75,9% de los encuestados, mientras que un 22,4% señaló el “incremento de los problemas de salud respiratoria”. El trabajo, diseñado por Francisco Astudillo Pizarro y Gustavo Fernetti, integrantes del Programa Espacios, Políticas y Sociedades del Centro de Estudios Interdisciplinarios (CEI) de la UNR, destaca que el 82,2% de los encuestados presentó un “muy alto” nivel de preocupación ambiental, mientras que un "muy contundente 93,3%" se manifestó muy de acuerdo con la sanción de una Ley de Humedales para proteger las islas. La muestra abarcó 460 personas, habitantes del Gran Rosario, con edades entre 17 y 84 años. Según el trabajo, un 43,5% de los encuestados participa en alguna forma de organización social. Del total, solo un 5,8% de los encuestados declara participar de “Organizaciones Ecologistas”. La recolección de datos se desarrolló entre los días 24 de junio y 3 de julio en un contexto particular de pandemia global y en el marco de una de las bajantes más extraordinarias de las últimas décadas en el río Paraná. Al preguntarse sobre los hechos actuales de quemas e incendios en las islas, los encuestados señalaron que las de este año eran “mucho peores” que las anteriores con un 65%, mientras que un 27,4% consideraron los incendios de 2020 como “peores” que la de los años anteriores. Sumados ambos porcentajes muestran que los encuestados mayoritariamente consideran los eventos de este año como los peores recordados. En relación a las consecuencias, una amplia mayoría de los encuestados señaló como principal consecuencia a la “pérdida de biodiversidad en flora y fauna en las islas Victoria” con un 75,9% de los encuestados, mientras que un 22,4% señaló el “incremento de los problemas de salud respiratoria”. Respecto a acciones y medidas, un 50,2% de los encuestados se manifestó “muy de acuerdo” con la prohibición de la actividad ganadera en las islas, mientras que la opción de regular esa actividad obtuvo un 64,4 % “de acuerdo”, y un 17,6% manifestó estar “Muy en desacuerdo” con una intervención de ese tipo. La contaminación por las quemas e incendios dio por resultado que el 75% de los participantes declararon que la problemática es de “Muy alta urgencia”, seguido de un 18,9% que la consideró como de “Alta urgencia”.  No hubo personas que consideraron la problemática “Sin Urgencia”. "Algunos números me sorprendieron, pero lo que está claro es que hay una alta preocupación ambiental, pero dentro de esta preocupación que podría ser del tipo ´me molesta el humo´, detrás de eso hay un componente que denomino proambiental con una valoración de lo que tiene que ver con los humedales, la naturaleza", señaló Pizarro. "Esa sensibilidad que logramos identificar, no solamente en las calles si no a través de los números, es muy importante, ya que solo un 5,8% del total declara participar en agrupaciones ecologistas", consideró el investigador como dato sorprendente. FUENTE: Página 12

Deja tu comentario